Nos encontramos en un momento en el que parece que la economía en nuestro país empieza a despegar, por las noticias que escuchamos y leemos a diario. Esta recuperación se nota ya en el mercado inmobiliario y en el sector de la construcción, uno de los más castigados, sin duda, por la crisis económica que hemos padecido. Es más, los datos que se están publicado parecen anunciar de nuevo fuertes subidas en el precio de las viviendas, pues se han incrementado las ventas de inmuebles, tanto de vivienda nueva como de vivienda usada. Muchas veces, los protagonistas de esas ventas no son familias ni particulares, sino inversores o grandes fortunas, lo que está provocando una subida de los precios muy rápida y que sigue una curva ascendente muy pronunciada. Esto no se está produciendo en el territorio nacional de manera homogénea, pero en algunas ciudades, como Madrid o Barcelona, los datos no distan tanto de los que se registraban en la época de la burbuja inmobiliaria. ¿Y qué consecuencias tiene esto? Sin duda, incrementa el esfuerzo económico que deben realizar las familias para adquirir una vivienda.

Pero esta subida de los precios de los activos inmobiliarios tiene más repercusiones, como la subida de los alquileres. Ante esta situación, cuando queremos cambiar de vivienda, independizarnos o invertir nuestros ahorros particulares en adquirir un piso, surge la duda de si es el momento adecuado o qué es más conveniente, si comprar una vivienda en propiedad o alquilarla hasta que pasa un poco la fiebre inversora. Pues bien, en este libro de ideas vamos a tratar de arrojar algo de luz sobre el asunto, tras haber analizado los datos publicados por los organismos oficiales y estudiado las opiniones vertidas por expertos en la materia.

Comprar o alquilar en 2018

Vivienda: Salones de estilo minimalista de DECLASE

En este 2018, ante la subida de los precios que tienen las viviendas que se destinan tanto al alquiler como a la venta, surge con más fuerza la eterna duda de si es mejor optar por una vivienda en propiedad o conviene más alquilarla. Siendo la compra de una casa, por regla general, la inversión económica más importante de nuestra vida (por la cantidad de dinero que hay que depositar para ello), esta pregunta es más que procedente. Recomendamos meditar muy bien la decisión y estar seguros, en caso de decidir comprar,  de invertir en un inmueble adecuado a nuestra situación personal.

Pero, a nivel general, a la pregunta sobre si comprar o alquilar no se le puede dar una respuesta universal. Depende de las situaciones personales de cada uno o del lugar donde se esté pensando en comprar, por mencionar sólo alguno de los factores que deben contemplarse.  La realidad si que arroja, sin embargo algunas pistas que nos pueden servir como guía para adoptar la mejor decisión, es decir, para lanzarnos a la compra de una vivienda o para optar por esperar a un momento más adecuado eligiendo, entre tanto, la opción del alquiler.

La vivienda tras la crisis

Reforma vivienda estilo nórdico en A Coruña: Salones de estilo escandinavo de GESTION INTEGRAL DE PROYECTOS DEL NOROESTE S.L.
Los españoles han sido, tradicionalmente, más partidarios de la compra que del alquiler en lo que a su vivienda habitual se refiere. Siempre se decía que invertir en una vivienda era un valor seguro, que el ‘ladrillo’ nunca bajaba pero, después, llegó la crisis y esas verdades absolutas que formaban parte del imaginario colectivo que demostraron que no eran tales. Antes de que llegara la crisis, con unas hipotecas casi sin intereses, todo el mundo parecía convencido de que ante la duda entre comprar o alquilar la respuesta era clarísima: mejor comprar. Pero las viviendas sí bajaron, y vaya si bajaron. En determinadas zonas de España, ese ‘ladrillo’ que nunca bajaba, se desplomó.  De hecho, ¿quien no conoce historias de particulares que compraron una vivienda y que han perdido mucho dinero por realizar una mala inversión en ladrillo? En los años de la crisis la vivienda bajó casi un 35% de media respecto a los máximos de la burbuja inmobiliaria, cuando muchos compradores adquirieron estas viviendas pagando cantidades de dinero desorbitadas.

El alquiler como alternativa

Piso Calle Diputació de Barcelona: Comedores de estilo ecléctico de 4+1 arquitectes

Apenas han pasado diez años de esos años de bonanza,  de 2007 en el que se alcanzó el pico más alto de ventas, cuando se compraron 775.000 viviendas al año. El contraste es más que significativo ya que, en el año 2013, cuando los índices de paro eran altísimos (aunque aún siguen siendo preocupantemente elevados) y los bancos cerraron el grifo de las hipotecas, se vendieron 312.000 viviendas en el país. Esto nos ha llevado, por suerte, a ser más analíticos a la hora de decidir si compramos una vivienda y a contemplar más habitualmente la opción del alquiler.

La subida de los alquileres

Eternal Nogal - Porcelánico 20x120 rectificado: Paredes y suelos de estilo clásico de Azulev

Pero nos encontramos en un momento en el que los alquileres también han subido de manera considerable. De hecho, en los centros de algunas ciudades, los precios de los alquileres se han disparado y resulta muy difícil que una familia (y no digamos una persona) con un sueldo medio pueda permitirse el pago de esa mensualidad. Según los expertos en las operaciones con activos inmobiliarios, en el último lustro, el precio de los alquileres ha subido un 49% en Cataluña y un 27% en Madrid. Uno de los factores, pero ni mucho menos el único, que ha provocado esta subida es el fenómeno de los alquileres vacacionales. Destinar pisos en los centros urbanos al alquiler turístico, muchas veces operados por grandes empresas que adquieren todo un edificio (y esta llegada de los grandes capitales al negocio inmobiliario de viviendas sí que es un factor que puede explicar muchos datos), ha hecho que disminuya la oferta de alquileres al uso. La consecuencia de una reducción de la oferta y un aumento de la demanda en una régimen económico como el nuestro es conocida por todos, los precios de los alquileres se elevan de una manera considerable.

Entonces, ¿qué conviene hacer? ¿Es mejor comprar que alquilar cuando la cuota de una hipoteca es, normalmente, bastante inferior a la mensualidad de la mayoría de alquileres? ¿cómo podemos estar seguros de no equivocarnos cuando el precio de los pisos en venta también está experimentando un fuerte ascenso, acumulando ya 3 años de subidas sostenidas? Para encontrar la respuesta más adecuada, conviene no quedarse en el corto o medio plazo y echar cuentas mirando al futuro.

¿Qué dicen los expertos?

Cocina:  de estilo  de DonateCaballero Arquitectos

Los expertos en el mundo inmobiliario sostienen que el alquiler es una buena opción a corto plazo, e incluso a medio plazo, ya que no es necesario realizar una gran inversión a la hora de entrar a vivir en la vivienda. Si miramos más a largo plazo, la mayoría de estos expertos piensa que es más adecuada la compra, pues ese tiempo de uso de la vivienda permite amortizar el elevado gasto inicial que debe asumir quien compra una casa. Ese gasto, además de la entrada o el dinero ahorrado que es necesario para que te concedan una hipoteca se incrementa con todas las tramitaciones legales y administrativas (escrituras ante notario, gastos de contratación de la hipoteca, etc).

Una vivienda en propiedad puede tener, además, más gastos imprevistos (en caso de averías, por ejemplo). Eso sí, ser el dueño de tu vivienda, te permite realizar las obras que consideres necesarias para adecuar sus estancias a tus gustos y necesidades particulares. En definitiva, no podemos decir que siempre sea mejor alquilar o mejor comprar, pero te damos algunos datos importantes que debes poner en la balanza para estudiar tu propio caso.

¿Estás pensando en alquilar o comprar una vivienda? Esperamos que este articulo te ayudado, sino puedes ponerte en contacto con nosotros y te asesoraremos.
Comprar o alquilar piso en 2018, ¿qué es mejor ahora?
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Etiquetado en:                                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.