Casa en Giulianova

SU RESISTENCIA EN TODO CLIMA Y SU BAJO PESO LO CONVIERTEN EN UN PRODUCTO CADA VEZ MÁS UTILIZADO

El aluminio es un metal habitual en la producción industrial. Se emplea para la fabricación de electrodomésticos, motores de automóviles e incluso es utilizado por tecnologías más avanzadas como la aeronáutica. Es un material ligero, resistente, inoxidable y con un excelente comportamiento como aislante térmico que, por sus excelentes cualidades, progresivamente se ha ido introduciendo en la construcción, formando parte de los sistemas de impermeabilización y aislamiento térmico, de elementos estructurales y, especialmente, en elementos prefabricados para fachadas y cubiertas.

 

 EL USO DE ALUMINIO SE HA POPULARIZADO EN LA CONSTRUCCIÓN CONTEMPORÁNEA COMO UN MATERIAL MUY EFICIENTE

 

 De la misma forma en que la piel protege al cuerpo humano, el aluminio protege a los edificios de los elementos naturales, proporcionando un alto nivel de confort en su interior.

La industria del aluminio, gracias a su extraordinario crecimiento, ha desarrollado una competencia excelente. Si bien hace tiempo se consideraba que la carpintería de aluminio podía presentar un comportamiento discreto en cuanto al aislamiento térmico y la formación de condensaciones en condiciones climáticas adversas, en la actualidad, gracias a la separación térmica de los perfiles mediante nervios aislantes de plástico, los sistemas de aluminio pueden competir con los valores de aislamiento térmico de otros sistemas basados en materiales como el PVC o la madera.

 

MATERIAL ÚNICO

El aluminio es un producto con propiedades únicas, que lo hacen un material muy útil. Gracias a su bajo peso, durabilidad, resistencia a la corrosión y fácil reciclaje, se ha convertido en un producto esencial para la industria de la construcción.

En los últimos años, el aluminio ha desempeñado un papel importante en la renovación de edificios históricos.

Las características y propiedades del aluminio como material han conducido a cambios revolucionarios e innovadores en técnicas de construcción y en proyectos de arquitectura e ingeniería.

El aluminio es un material importante para el futuro y se estima que será cada vez más utilizado, debido a su bajo peso y alta resistencia.

El aluminio tiene una densidad de 2,7, lo que significa que es un tercio de la densidad del acero.

 

 MÍNIMO MANTENIMIENTO

Las fachadas pueden mejorar la apariencia de un edificio, aumentar su durabilidad y proporcionar valiosas propiedades de aislamiento, mejorando así la eficiencia energética de la construcción.

El aluminio se comporta bien aún en ambientes contaminados por ejemplo el monóxido de carbono y dióxido de carbono tienen muy poco efecto sobre el aluminio.

Es también excelente para usar en zonas costeras y marinas, porque el efecto del cloruro de sodio en el metal es mínimo.

Su poco peso hace que sea muy fácil de transportar e instalar en obra, ya que su manipulación resulta muy liviana, todo esto contribuye a reducir los costos en la construcción.

 

RESISTENCIA

La resistencia a la corrosión del aluminio, hace que su vida útil, en una construcción sea más larga, incluso en ambientes agresivos.

Otras de las características del aluminio muy útiles en la construcción, es su resistencia al fuego, bajo mantenimiento, gran belleza, elección de colores y formas etc.

La mayor aplicación del aluminio en la construcción consiste en los trabajos de ventanas, marcos, puertas, barandas, rejas, escaleras, barras, laminados, tubos, ventanas corredizas, mallas, perfiles de tabiquerías y perfiles de industriales como divisores de stand, aberturas, etc.

Sólo en el caso de estructuras especiales se ha empleado para sistemas de techado.

 

A continuación puedes encontrar unos ejemplos de las aplicaciones más innovadores que se han hecho del aluminio en la construcción de viviendas.

 

Cabaña de aluminio en Noruega

Casa en Noruega

Esta pequeña casa surge de la rehabilitación de un antiguo refugio, muy deteriorado por el paso del tiempo. Para su reconstrucción se recurrió al aluminio por su resistencia al agua salada. Sus fachadas y la cubierta están revestidas con paneles de aluminio que hacen que el paisaje se refleje en ellas, cambiando su expresión según sea la incidencia de la luz del sol.

Fran Silvestre: máxima expresividad del aluminio

Casa de aluminio

En esta obra del reconocido arquitecto valenciano Fran Silvestre, el minimalismo recurre a la pureza de la superficie del aluminio en las partes sólidas de las fachadas, perfectamente lisas y reflejantes, que contrastan con los grandes paños acristalados. En este ejemplo el aluminio es elegido por sus características estéticas, su pureza y liviandad.

Vivienda cubista en Dublín

Grangegorman Residence

Enmarcada en un entorno de casas tradicionales de barrio, la Grangegorman Residence es otro ejemplo de cómo con una composición a base de cajas superpuestas, en las que se combinan las partes acristaladas con las sólidas de aluminio, se consiguen unos espléndidos juegos de luz. Una parte de la luminosidad penetra en el edificio y otra se refleja hacia el exterior.

Vivienda de bajo coste

EcomsHouse

La casa EcomsHouse explota las características de la construcción con aluminio para realizar una vivienda de bajo coste. Los plazos de ejecución se reducen considerablemente utilizando las técnicas del prefabricado en aluminio para la mayoría de los componentes de la casa, incluso en su estructura. Su sencilla composición prismática hace que la fachada se organice como un tatami, combinando cuadrados opacos de aluminio con ventanas protegidas con celosías de lamas giradas 45 grados.

Combinado con otros materiales

Casa de Toyo Ito

El arquitecto japonés Toyo Ito recurre al contraste de los materiales para remarcar la separación entre el exterior y el interior. En este caso el juego se produce gracias a la calidez de la madera en los revestimientos interiores frente a la frialdad del metal en el exterior. La estructura de esta pequeña casa, la fachada y el techo son de aluminio, recurriendo a la madera para el espacio abierto interior.

Máxima eficiencia energética

 Casa prefabricada de fin de semana

Esta pequeña casa prefabricada es un magnífico ejemplo de cómo un desarrollo industrial se puede reutilizar en la construcción de viviendas. Diseñada para favorecerse de la brisa para regular la temperatura interior, emplea los paneles de aluminio de las torres de refrigeración como cerramientos de fachada, consiguiendo, con solo 15 centímetros de espesor, un aislamiento térmico 4 veces mayor al convencional.

¿Qué te parece? ¿Sabías que a  un material tan común en ventanas se le podía sacar tanto partido? ¿Te atreverías a utilizarlo en el revestimiento de tu fachada?

Dejanos tu comentario con tu impresión, estamos ansiosos por conocer tu opinión. 🙂

ALUMINIO: material del futuro para viviendas
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Etiquetado en:                        

Un pensamiento en “ALUMINIO: material del futuro para viviendas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.